Cómo reforzar las defensas

Cómo reforzar las defensas

  • Categoría de la entrada:Salud

Cuando nos sentimos cansados o fatigados, el pelo y las uñas se debilitan, aparecen herpes y experimentamos un malestar generalizado, es posible que nuestro sistema inmunitario no esté funcionando como debería ¿Qué podemos hacer para solucionarlo?

Presta atención si:

  • Te sientes extremadamente cansad@ o fatigad@.
  • Empiezas a tener dolor de garganta, o sensación de estar incubando un resfriado.
  • El pelo y las uñas se debilitan o aparecen herpes en los labios.

Estos síntomas se deben probablemente a que nuestro sistema inmunitario no está funcionando como debería, identificando, neutralizando y eliminando los agentes que causan las diferentes enfermedades.

No esperes a que tu organismo llegue a esta situación y empieza a reforzar su sistema inmunitario antes de que aparezcan todos estos síntomas.

Potenciar la acción de las defensas

Una dieta adecuada

La alimentación es el pilar fundamental de nuestra salud. Para proteger el organismo y fortalecer las defensas se deben consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales.

  • Se ha demostrado que los antioxidantes de las frutas y verduras, como los betacarotenos o la vitamina E, ayudan a combatir la acción de los radicales libres.
  • Además, la vitamina A (presente en los huevos, la carne, la leche o el queso) reduce la susceptibilidad de padecer enfermedades infecciosas.
  • En cuanto a los minerales, los productos ricos en zinc (como el marisco, la carne roja o los cereales) y selenio (como las semillas de girasol, el atún o los mejillones, entre otros alimentos), según el Consejo Europeo de Información Sobre Alimentación, ayudan a prevenir las infecciones invernales.
  • Cuando la alimentación no proporciona al organismo estos nutrientes, o lo hace en cantidades menores a las requeridas, se puede recurrir a complementos alimenticios y a productos naturales. Entre estos últimos destacan la miel la jalea real, sustancia compuesta principalmente por agua, azúcares, vitaminas (B1, B2, B6, B5, B8, E), ácido fólico, aminoácidos y minerales (hierro, calcio, silicio, magnesio, zinc, etc.)

Un Estilo de Vida saludable

  • Es muy importante disfrutar de un descanso cuantitativa y cualitativamente correcto. Se recomienda dormir las horas necesarias y favorecer los estados de ánimo relajados.
  • El estrés, los nervios y sus consecuencias (malestar, ansiedad, falta de apetito, problemas de sueño, etc.) son factores que debilitan las defensas.
  • Apuesta por ritmos de vida tranquilos y sosegados, libres de tensiones y preocupaciones.
  • Aprende a gestionar el estrés y los nervios para tener una buena salud y potenciar la acción protectora natural del sistema inmune.
  • Fumar, beber alcohol en exceso o llevar un estilo de vida sedentario, son conductas perjudiciales para el organismo.
  • Potencia el deporte y las actividades al aire libre para ayudar a tu organismo a aumentar su resistencia.

Consejos para proteger tu organismo

  • Sigue una dieta equilibrada, en la que destaque la presencia de alimentos ricos en vitaminas y minerales.
  • Intenta evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Duerme las horas necesarias para que el cuerpo se levante con fuerza al día siguiente.
  • Aprende a gestionar el estrés y la ansiedad (numerosas técnicas orientales, como el Yoga o el Pilates, son realmente efectivas para liberar tensiones).
  • Practica deporte o actividad física al aire libre varias veces a la semana.
  • Evita fumar y beber alcohol en exceso.

Deja una respuesta